PUEDES AYUDAR

martes, 8 de octubre de 2013

Cuento Sufí

Cuento Sufí

Este blog no se nutre únicamente de información sobre la hemocromatosis y la ferritina. Además de acercar datos sobre el hierro alto y las patologías asociadas a el exceso de absorción de este mineral, este lugar también es un rincón de salud, del cuerpo y el espíritu, un lugar para la reflexión y el crecimiento personal.



sufí,hemocromatosis,ferritina,hierro


Os contaré un cuento, esperando os sirva a modo de pasatiempo, si además os enriquece seré doblemente feliz.

Hace algunos siglos, caminaba un hombre sabio, pobre, que pedía limosna por la ciudad para llevar algún alimento a su cuerpo cansado y agotado de muchos años de su larga vida.
Se encontró con un hombre rico, bien vestido, que descansaba en las puertas de su casa; el mendigo le pidió limosna y el rico paso a su vivienda y tras un breve tiempo, salió y le entregó al mendigo un cesto de mimbre roto, sucio y vacío. El sabio respondió al gesto con una sonrisa y agradeciendo el presente siguió su marcha.

Pasado unos días el sabio se dirigió a un río cercano y arregló el cesto, lo limpió y lo llenó de flores frescas recién cortadas. Caminando por la ciudad pasó justo por la casa del adinerado, éste sentado disfrutaba del frescor de una buena tarde de primavera. El anciano se acercó y le entregó el cesto de flores.

El adinerado sorprendido por este presente le preguntó por qué a cambio de un cesto roto, sucio y vacío le entregaba el cesto limpio, arreglado y con flores. El anciano pausadamente le respondió: " Cada uno da lo que lleva en el corazón".

Yo te pregunto, amigo lector, quien refleja más tu personalidad, el rico o el pobre. Piénsalo.

Un abrazo. Jesús Moreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.