PUEDES AYUDAR

martes, 8 de julio de 2014

Eliminar la ansiedad. Método que funciona. Primera Parte.

Eliminar la ansiedad. Método que funciona. Primera Parte.

El trastorno de pánico, la ansiedad generalizada y la depresión son más frecuentes de lo que piensas. El 30% de la población en algún momento de su vida padecerá de ansiedad y un 5% sufrirá un desorden de mayor alcance.



ansiedad,agarofobia,pánico,serotonina



La ansiedad es parte de la vida, tiene su función y no es otra que preservar nuestra vida de posibles ataques, me refiero a la capacidad del organismo para escapar ante un ataque inmediato. Otra cosa es cuando se desboca este mecanismo y se dispara en cualquier situación ajena a ningún peligro.



Imagina que vas a cruzar la calle y de manera imprevista un vehículo aparece y casi te atropella, tu reacción: Saltas de inmediato de nuevo a la acera, Uff, por los pelos ! Tu cuerpo a reaccionado de manera automática para salvar tu vida. Tu cerebro manda producir adrenalina, cortisol, tu corazón se acelera, tus venas se contraen, tus músculos de tensan y estás nervioso. Has tenido la reacción adecuada ante un peligro y tu cerebro a respondido en su justa medida. Pero que ocurre cuando este mecanismo arranca sin mediar ningún peligro, pues que estamos ante una reacción que indica que está apareciendo un trastorno de pánico.

Tu cuerpo produce cada día endorfinas y serotonina para que te sientas feliz y no notes para nada las molestias de su propio funcionamiento. Es así, nuestro organismo produce pequeño dolor en su propio funcionamiento, el bombeo de tu corazón, tu caja torácica al respirar y todas tus articulaciones móviles. Gracias a las sustancias que tu cerebro produce todo esto queda silenciado.

Cuando estamos padeciendo un trastorno de pánico, agarofobia, ansiedad generalizada, se a interrumpido este mecanismo natural, la ansiedad no es más que un síntoma, al igual que el nerviosismo, los mareos, las náuseas, el sentimiento de que algo malo va a ocurrir, miedo a volvernos loco, miedo a una muerte inminente, taquicardias, extrasístoles, se que todo esto te suena de algo, verdad?.

Estos mecanismo se enriquecen y van a retroalimentarse, es decir, a mayor nerviosismo o ansiedad, más tensión muscular, más síntomas y tu cerebro produce cada vez menos serotonina y endorfinas y frente a esta bajada tu cuerpo responde con más ansiedad y más síntomas. El desequilibrio está en pleno crecimiento. Si dejamos crecer en exceso pueden quedar como crónico.

Ante todo quiero que sepas que todo esto tiene solución, quiero que dejes abierta la puerta al optimismo y que pienses que acabará algún día, por muy mal que te sientas, por muy lejos que veas el final, si existe y es real. Se realista y ten esperanza.
Es fundamental que hables, a tus familiares y amigos como te sientes, no eres un bicho raro, sientes cosas que antes no sentías, no te sientas culpable de nada, no tienes nada por qué avergonzarte.

Los tratamientos que existen son la psicoterapía y la medicación, que buscan poner orden, la combinación de los dos es más efectiva que cada uno de manera particular.

En psicoterapia te enseñaran a identificar ante que situaciones aparecen los síntomas y como bloquear la respuesta automática de tu organismo. Cada día aprenderás y comenzaras a conocer mejor que te ocurre y como debes actuar. El psiquiatra cuenta con fármacos para bloquear la respuestas inmediatas a corto y largo plazo. Las benzodiacepinas, los antidepresivos e inhibidores de la recaptación de la serotonina completan el arsenal terapéutico.

Recuerda que debes seguir siempre las indicaciones de tus especialistas, yo en este blog te doy consejos e información que completan datos para que conozcas más profundamente estos trastornos.


El abordaje pasa por dos frentes, uno es conocer que provoca tu ansiedad, por qué te preocupan tantas cosas o por qué tus pensamientos generan sentimientos que alimentan más el problema. Por otro lado puedes engañar a tu organismo provocando cambios en tu cuerpo para que tu cerebro responda de manera distinta, UN POCO LIOSO, ahora verás que es tarea más fácil de lo que piensas.

Nuestro sistema nervioso esta compuesto por el sistema nervioso central y el periférico, este último a su vez se divide en el simpático y el parasimpático.

Cuando se activa es Sistema nervioso simpático, las pulsaciones suben, la tensión arterial también lo hace por la contracción de los vasos sanguíneos y los músculos se contraen. El sistema nervioso parasimpático hace lo contrario, relaja los músculos, baja la tensión arterial y hace disminuir la frecuencia cardiaca y expande la luz de los vaso sanguíneos, " relaja el cuerpo". Debe existir un balance o equilibrio entre estos dos sistemas.

Cuando estamos sufriendo un cuadro de ansiedad generalizada, un trastorno de pánico, este equilibrio está en stand bye, parado. Está activo en mayor medida el simpático, nuestro cuerpo está preparado para un " ataque " inmediato, nos sentimos, tensos, nerviosos, inquietos, no nos sentimos felices, por contrario no sentimos desdichados y a merced de un torrente de hormonas que aún desequilibran más a nuestro cuerpo.


Tu cerebro tiene la capacidad de aprendizaje y es esta la clave fundamental para el abordaje, te enseñaré a reeducar tu cerebro, a engañarlo y a revertir la situación. HAY ESPERANZA.

Imagina que estás ansioso, nervioso, surge un pensamiento de que ocurre algo malo, esto genera un sentimiento y este provoca una reacción de tu cerebro, se produce una hiperestimulación y CHUPINAZO, un ataque de ansiedad, las hormonas han provocado la estimulación del simpático y nos sentimos fatal con un gran abanico de síntomas. Se acelera nuestra respiración, las pulsaciones y vuelta a empezar.

¿ CÓMO FUNCIONA ESTE MECANISMO ?. la retroalimentación, es automática, imagina que te surge un pensamiento de saborear un pastel, tienes hambre, tu cerebro estimula a tu estómago y a tus glándulas salivares producen saliva, lo ves, un pensamiento a producido un sentimiento y esto a provocado una reacción en el sistema digestivo.

De igual modo estás de pié frente a una mesa y al tocarla se mueve, tus ojos perciben el movimiento, tu cerebro piensa que eres tú el que se a movido, ¿es un mareo?, surge el sentimiento asociado a ese pensamiento, me está pasando algo malo, será un infarto, un ictus, y provoca una reacción, se activa el sistema simpático, más mareo, sudor, frío, se acelera el corazón, respiras más rápido y CHUPINAZO, el ataque de pánico está en marcha. En unos minutos pasa lo peor, pero la liberación de las hormonas implicadas siguen activando a tu organismo durante horas, decrece la producción de serotonina y te sientes mal, culpable, agotado, el estrés provoca cansancio, estás deseando que llegue la noche y por fin dar por finalizado un día horrible. Ojalá pueda dormir y mañana me levante mejor. ¿ te Suena ?.

Fin de la Primera parte.
Seguirá.
Un saludo. Jesús Moreno.