PUEDES AYUDAR

jueves, 15 de mayo de 2014

Aquí y ahora. La Felicidad

Aquí y ahora. La Felicidad.

Sabéis por entradas anteriores que mi visión de la salud es un conjunto de disposiciones y hábitos donde tú eres el el protagonista principal. Todos los que trabajamos en el Sistema de Salud somos secundarios en la película de tu vida. Es cierto que en gran medida tu genética te predispone a ciertas dolencias, pero que también, y sucede frecuentemente, es tu disposición ante la vida y tu manera de vivir quien marcará tu futuro.

El cuerpo humano es una máquina casi perfecta, piensa que si compras un vehículo nuevo, éste tiene una vida media de unos 10 años, a lo sumo unos 15. Tu máquina ( organismo ) puede durar 75, 80, a lo sumo 90 ó 100. Esa esperanza de vida viene en gran medida, y hablo del vehículo, de los materiales utilizados en la fábrica, su calidad, y por el uso que tu hagas de él, las reparaciones y el mantenimiento marcarán la vida útil del vehículo.


En cierta forma nuestro cuerpo es semejante a ese vehículo, tienes una predisposición ignata ( calidad de los materiales ), su vida útil vendrá marcada de como realices su mantenimiento, la pronta reparación de las averías, y del uso que tú le des. Tu organismo tiene una diferencia crucial frente a tu vehículo, las reparaciones automáticas. El cuerpo es un conjunto de células que está en dinámica continua, las células son reparadas y sustituidas en caso necesario de forma constante. Quiero hacerte entender que no eres el mismo, cada ciertos meses estás casi reemplazado por completo, y es esta condición una de las maravillas que la naturaleza nos brinda, el cambio continuo.

Imagina a modo de ejemplo que eres un fumador y que después de estar años, décadas con este vicio, decides eliminar el cigarrillo de tu vida, tu cuerpo desde el primer minuto comenzará la depuración del sistema, recuperando en un par de días el olfato y el gusto atrofiados durante años, en pocas semanas tu respiración será más fácil y comenzarás a sentir más energías y te será más fácil caminar o andar, tarea que anteriormente sería algo más costosa. A nivel celular, tus tejidos limpiarán la basura acumulada provenientes del humo del cigarrillo.

Así que de igual manera, tú puedes cada día comenzar la renovación de tu cuerpo, está en tu mano, sea cual sea tu patología, tú tienes la última palabra, y eres el factor principal de esta renovación. Imagina que tu especialista, tu médico es el jefe del taller, o el mecánico de tu vehículo ( tu cuerpo ), pero tu eres el conductor y está en tu mano el buen uso del vehículo.

El sentido de la vida es fácil y sencillo:  SER FELIZ. Esa es tu misión en este mundo, la felicidad, condición que se debe cumplir y proviene de tu manera de vivir y de como interpretas esta vida.
Yo entiendo la felicidad como la manera de vivir, basado en la sencillez y en el aquí y ahora. Te lo explico:

Vivimos atrapados en el pasado y preocupados por el futuro, pasan los días y casi siempre estas preocupaciones no impiden vivir y disfrutar cada jornadas, tenemos un velo que cubre nuestra visión.
Tu vida no es eterna, tu viaje por este mundo tiene fecha de caducidad, por qué no comienzas a pensar que el día presente será irremplazable y que es un día único y especial. Vive cada día con intensidad, disfruta, nunca sabemos cuando la muerte llamará a nuestra puerta. No estoy en plan dramático ni quiero con estas palabras aumentar tu ansiedad, además la muerte no debe ser motivo de preocupación, puede ser un motivo más de agobio o un freno a tu felicidad, pero si la aceptas como parte de la vida, perderá la angustia que lleva consigo. Todos nacemos y todos moriremos, y no pasa nada, la vida continuará.

La Felicidad está en ti, todos nacemos con ella, es nuestro ego y las barreras que nosotros creamos a lo largo de la vida las que la anulan o la hacen desaparecer. No estás solo en este mundo, eres parte de un conjunto de millones de seres, y la manera de como te relaciones marcarán tu felicidad. La felicidad la conseguirás buscando la felicidad de los demás, o al menos minimizar su sufrimiento, es muy fácil, " tanto tiempo buscando la felicidad fuera y estaba en mí", son palabras muy sabias.


Imagina que estás comprando en un supermercado y está pagando en la caja y le hablas de mal modo a la cajera, unas palabras fuera de tono o inadecuadas, acabas de iniciar una cadena, es más que probable que el siguiente en la cola se encuentre con una cajera enfadada y puede ser que la cadena de malhumor se extienda.  De igual modo puedes pensar que si inicias una cadena de buena sintonía esta se pueda extender.


En esta época de Crisis, la gente anda desilusionada, frustrada y a veces malhumorada, existe de cierta forma una energía negativa en el ambiente. Por qué no romper esa energía, decía Gandhi: " Si quieres cambiar el mundo comienza por cambiar tú". Más claro imposible. Se feliz, procura evitar el sufrimiento de los demás y si puedes conseguir su felicidad la tuya estará de camino.

Jesucristo de igual modo dijo: " Quiere a los demás como a ti mismo", creo que el paralelismo con lo anterior es más que notorio y sobran las explicaciones.
Creo que te lo he puesto fácil, te estoy ayudando cada día desde este blog a cuidar, recuperar y fortalecer tu salud, no será todo esto esto mi manera de cumplir con lo anteriormente dicho, estoy procurando evitar tu sufrimiento y luchando por tu felicidad, te suenan estas palabras de algo.

Ahora soy yo quien te pide que medites estas palabras, relájate, pote cómodo y reflexionas por un momento este artículo, es jugoso, muy gratificante, si consigo que comiences a pensar de otro modo puede que tu felicidad esté despertando.

Me despido con las palabras que Carl Sagan, ( cosmólogo ya fallecido utilizó una vez para dedicar a su mujer un libro: " Mi alegría por compartir contigo un mundo y una época").

Un saludo. Jesús Moreno.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.