PUEDES AYUDAR

martes, 29 de diciembre de 2015

Cómo mantener el hígado sano

Un hígado sano es una garantía más para mantener un buen estado de salud. Si entendemos que el hígado es el laboratorio del organismo y que tiene variadas funciones y una de ellas es la gran capacidad para neutralizar y eliminar sustancias tóxicas. Mantener este órgano en buenas condiciones requiere de nuestra atención y es necesario cambiar o eliminar ciertos hábitos que son lesivos para sus células.

El consumo de alcohol y su exceso es en nuestra sociedad muy frecuente y estamos hablando de un tóxico muy importante y más concretamente para el hígado, que además de verse obligado a un trabajo extra se enfrenta al propio alcohol como tóxico de sus células, llegando a dañar y provocar la muerte de los hepatocitos ( las células que forman nuestro órgano hepático ).

El consumo de carnes en exceso, las grasas, la llamada comidas basura y los alimentos precocinados y preparados, también son parte del problema, ya que también hacen esforzar aún más a las células y también desequilibran los niveles de lípidos ( grasas ), complicando aún más el problema.

El sobrepeso y la obesidad tampoco son muy amigos del hígado, podrá realizar sus funciones mejor si mantenéis un peso adecuado, además el ejercicio físico, la práctica de deportes o simplemente pasear largo rato, también os ayudarán a mantener unos niveles adecuados de grasas.

El consumo de agua en cantidad suficiente, los zumos naturales sin azúcares añadidos, así como las tisanas o infusiones también son una gran ayuda en nuestra tarea de mantener el hígado sano. Podéis probar las de boldo.

Una alimentación sana, variada, donde abunden frutas, verduras y pescados, estos últimos preferiblemente azules, como el atún, caballa, salmón, sardina, son fuentes naturales de antioxidantes y de Omega 3.

Los frutos secos, como la almendra, las nueces, avellanas son fuentes de nutrientes de gran valor y debe estar presente en una dieta sana.
La alcahofa es un buen alimento que ayudará a vuestro hígado, están deliciosas y a un buen precio. Acostumbraros a consumir los productos en temporada, además son más económicos. De igual modo comenzar a practicar en casa y aprended a realizar vosotros mismos vuestros alimentos, son garantía de calidad y podéis saber qué coméis.

Las sopas caseras, de verduras, las menestras también son platos muy sanos, ricos en nutrientes, muy agradables y gran poder deportivo. Probad a tomar de cena un buen tazón de sopa.
Todos estos consejos son útiles para todos además de en Hemocromatosis y en hierro alto y hierro elevado.

Y como siempre contad con vuestros médicos, plantead vuestras dudas, todos estamos embarcados en el mismo barco, buscamos tu salud.

Un salud. Jesús Moreno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.